jueves, 1 de diciembre de 2016

Raíces de Metal: Max e Iggor Cavalera + Crisix 07/11/2016

El pasado día 7 nos dirigimos a la sala But de Madrid a presenciar lo que iba a ser una cita con uno de los grupos más míticos e influyentes del metal de los 90. Los hermanos Cavalera venían a Madrid a tocar su álbum más famoso y padre de muchos estilos de los que disfrutamos hoy; ese es el Roots. Les acompañaban una de las bandas nacionales, que más están rompiendo con su Thrash metal modernizado, hablamos de Crisix

Así pues los nacionales comenzaron con mucha fuerza. Aproveron para presentar su nueva obra From blue to black de dónde sacaron “G.M.M”, rompiendo cuellos a modo de molinillos, y  “Psycho crisix world”: tema donde la batería marca el tempo acelerándose poco a poco hasta explotar, con otro de sus temazos thrasheros, influidos por Anthrax, Slayer, Municipal Wate  o Testament  por citar algunos referentes.

También hubo tiempo para rescatar viejas glorias, pero con un sonido más moderno como “Bring em to the pit” ,“I.Y.F.F”, con su flanger a la guitarra dejando claro su muro sónico, o “Ultra thrash”, demoledora como sus directos, donde no dejan indiferente a nadie, Crisix tuvieron muy buena acogida de público madrileño, comiéndose el escenario con una sala casi llena al final de concierto, dejando bien caldeado el ambiente para la fusión metal brasileira que se avecinaba.

Hacia las diez de la noche y con la sala ya abarrotada comenzaron los Hermanos Cavalera a hacer lo propio con su disco Roots, que venían a tocar tras veinte años de su lanzamiento. 


El primero en salir a escena fue el batería Igor. Los asistentes se venían arriba solo con su presencia y al instante Max saludaba para seguidamente comenzar con “Roots bloody roots”. Sobra decir que la respuesta del público botando y coreando el tema fue impecable. Empezaron muy fuertes el concierto pero no lo acabaron tanto. Entre los seguidores más fieles se oía el descontentoal no contar con la formación al completo, pero desde luego tanto el bajista, como el guitarra, Marc Rizzo (Ex-Ill Niño y actualmente en Soulfly) sacaron más que de sobra el trabajo a las cuatro y seis cuerdas respectivamente. Sin más dilación continuaron con la étnica y oscura “Attitude”, tan esperada como lo fue “Cut- Throat”. Y si hablamos de detalles étnicos y tribales hay que decir, que con “Ratamahatta” no ocurrió lo esperado, al igual que con “Roots”, es decir, todo el público saltando y animando a la banda al grito de ¡Um, dois , tres, quam! Seña de identidad del tema.


“Straighthate” y “Lookaway” bajó un poco el ritmo del concierto, pero sólo fue una pequeña pausa para lo que iba a venir en “Spit”: un “circlepit” en toda regla muy solicitado por Max. En general, la banda estuvo al pie del cañón sobre todo el guitarrista Marc, con un sonido aplastante y envolvente al igual que el bajo, que junto a Max e Igor hacían una buena conjunción. Otros de los temas que más nos hicieron saltar y botar fue “Dusted” y “Born Stubborn”, con sus riffs un-metaleros, que han marcado antes y después en el mundo del metal, como el resto de temas del disco en general.


“Itsari” y “Ambush” marcaron la parte más experimental del concierto, pudiendo ver a los hermanos tocar juntos e incluso a Max con el Berimbau. El final del concierto se acercaba con la densa y pesada “Endangered species” y  la rápida y destructiva hardcoreta “Dictatorshit”, pero fue cuando se tocaron el “Ace of spades” de Motörhead y de nuevo el “Roots bloody roots”, en una versión más acelerada, cuando se volvió loca la sala dejando todo patas arriba.

Fue un buen concierto, pero se echó en falta más temas míticos de la banda al margen de que estuvieran o no incluidos en el disco que venían a tocar, pero para los fans que no siempre pueden tener cerca a sus ídolos, hubiera sido un detalle poder escuchar otros éxitos como “Territory” o ”Refused/resist”. Noche intensa de metal pero breve para lo que se esperaba.

Crónica: Eduardo Labaig
Fotos: Víctor Vallespir
Pincha en las fotos para verlas en grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario