martes, 12 de julio de 2016

Nostalgia Hardrockera: King Kobra + Tequila Sunrise + Sunsët 07/06/2016

Muchos de los rockeros que acudían una calurosa tarde de martes a la Sala Penélope, no habían nacido cuando los norteamericanos King Kobra actuaron por primera y única vez en España hace 30 años. La larga espera consiguió movilizar a un buen número de hardrockeros madrileños que acudieron un martes de Junio a ver a la mítica banda de Carmine Appice.

Fue a la recién nacida formación Sunsët a quien le tocó resolver la difícil papeleta de abrir un concierto un martes por la tarde. Si bien es cierto que calidad individual no les falta, se notó que daban su cuarto concierto y que les faltaba compenetración. Interpretaron temas de su primer EP como "Break out" o "Keep on the Fight" y un par de versiones, como el "You give Love a bad Name" con el que intentaron involucrar sin éxito al poco público, y un descafeinado "Here I go again", que sin teclados pierde toda su fuerza. No obstante Hector Santiago, líder de los madrileños no paró de intentar animar al frío público de la capital. Un derroche de actitud digna de alabar ante el aspecto de la sala. Los hardrockeros disfrutar de sólo media horita sobre el escenario en la que se defendieron como pudieron.

El hard rock está de moda en Madrid y tras los locales Sunsët, llegaba el momento de otra de las bandas de la capital, Tequila Sunrise. Un grupo con más experiencia que los primeros y que ya disfrutan con un buen puñado de fans en el circuito madrileño. Y no es para menos, porque les sobra calidad tanto a la hora de componer, como a la hora de interpretar. Liderados por los "Gersianos" movimientos del ex-Ankhara, Cecilio Sánchez-Robles y la buena voz de Jorge Cortés, los hardrockeros se fueron metiendo poco a poco en el bolsillo a los gatos que poco a poco iban abarrotando la sala.

Los temas más destacables del show fueron sin duda la fantástica "Coming Home" y el "Stay on the Wild Side" con el que se te van los pies. En ocasiones, la voz de Jorge era tapada una importante barrera de sonido, sin embargo, pudimos disfrutar de su sonido cañero y directo aderezado con unos magníficos coros. Con el tema que da título a su primer EP, Nasty Habits, terminaron una buena actuación y con los deberes hechos. La sala ya abarrotada les dio una merecida ovación a la espera del plato fuerte de la noche.

Con la intro de la mítica "Ready to strike" llegaba el momento de la nostalgia. King Kobra empezaba con fuerza, con un Johnny Rod que salía espídico y corriendo de un lado para otro con su bajo. Una actitud que el exbajista de W.A.S.P. no abandono en ningún momento. El concierto fue una carretera con curvas, en las que el ritmo se aceleraba y se frenaba cada dos por tres. Y es que con la presencia de Paul Shortino era inevitable incluir varios temas de los últimos trabajos de la banda que no acababan de convencer al público. Si que es verdad que la voz de Shortino se encuentra en una gran forma, y aunque no es la de hace treinta años, nos demostró que sigue siendo tan bonita y rasgada como antes.

La otra nota negativa del show fue el abuso de solos y duelos de instrumentos. Si bien es cierto que Carmine Appice se llevó la ovación de la noche tras su demoledor solo, Johnny Rod se marcó un trocito del "Wild Child" de W.A.S.P y Paul Shortino nos regalo un emotivo homenaje a Dio cantando a capela un trocito de "Heaven & Hell", los trozos del "Highway Star" o los largos solos de guitarra y demás, no hacían más que quitar tiempo a clásicos de la banda que el público estaba ansioso por escuchar. Temas como "Skake Up" u "Overnight Sensation" se quedaron fuera del setlist por alargar en exceso estas partes.

No obstante si que sonaron de manera atronadora "Hunger" o "Raise your Hands to Rock" con las que levantaban a la Sala Penélope, que agradecían haber pagado una entrada en esos momentos. Lo que sí que fue lamentable fue ver a Paul Shortino cantar de espaldas y agachado todo un himno como "Iron Eagle", mientras miraba la chuleta en el Ipad. En general fue un concierto de luces y sombras pero que dejó un sabor agridulce en el respetable que una vez más, respondió y muy bien ante la llamada de una banda mítica como siempre serán King Kobra.


Crónica y Fotos: Jor Rocket
Pincha en las fotos para verlas en grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario