lunes, 4 de abril de 2016

When all your feel is rock and roll: Red Apple 01/04/2016

La música puede significar muchas cosas, esa es la magia, puede hacer que una misma canción signifique cosas totalmente distintas en cada una de las personas, se camufle entre tus recuerdos y los modifique, los mejore o los asiente. Pero la pasada noche del viernes uno de abril, todos los asistentes se reunían por un mismo sentimiento: unidad, hermandad por algo que transgrede de ellos mismos: el rock and roll.

Si algo se podía ver en las caras de los asistentes era "vida", ninguna actuación del trío madrileño Red Apple tiene sabor a melancólicos recuerdos de épocas doradas, pero la presentación de su cuarto trabajo: Pow Wow, fue más allá de eso y se antojó una demostración de vitalidad: es rock and roll de ahora, suena a añejo, pero no lo añora, sabe a setentas, pero tiene la cabeza en 2016.

"We could stop it right now" abría la 'celebración', golpeando a un público que llenaba hasta la bandera la céntrica sala Maravillas, y que entraba en calor con la pseudo-instrumental "True Love", también del Pow Wow, el motivo de la fiesta. El buen sonido desde los primeros compases del show sirvió para que la banda conectase plenamente con el público que casi rodeaba el escenario (punto a favor para la sala) aumentando aún más la sensación de unidad, al verse las caras unos espectadores a otros, entre los que destacaban los ya expertos seguidores cuándo la banda dejaba sitio para canciones de anteriores álbumes, como la frenética "Leaving the city" de Ouroboros, o la mágica "Bad Joke" de The Wow Signal.

En una celebración como ésta no podía faltar una mirada al futuro con cortes de lo que significará el siguiente trabajo de la banda, un proyecto envuelto en misterio e incógnitas, pero que promete seguir una línea sorprendente, pocas veces vista hasta ahora. 



Volvía a salir a escena el Pow Wow, esta vez en forma de "When all you feel is pain" con un Javier García en un poderoso solo de batería a los que nos tiene ya acostumbrados. "Wish I was like you", el ojito derecho de la banda, y de muchos seguidores del grupo, precedía a una vitoreada "Go to school". Pesado y contundente, Isabel Walsh, hizo retumbar los corazones con un bajo convertido en apisonadora. Corazones que ella mismo pisoteó en "Cherry Red", la versión de The Groundhogs en la que participa en la voz, bella y espinosa, como una rosa.

Y contra todo pronóstico, Red Apple atacaba con otra versión, esta vez el 'Satisfaction' de los Stones pasado por el filtro del mítico Ottis Redding y aderezado con arreglos de la banda madrileña, remodelando el coreado tema en todas direcciones.

Tras una primera salida del escenario en la que toda la sala coreaba la vuelta de los tres músicos al escenario, el trío rescataba de su primer álbum "Went to the doctor" para acabar por todo lo alto con la bucólica "Going to formentera", una joya de su último trabajo que sirvió de guinda para una noche en la que Red Apple se reunió con sus amigos, familiares, seguidores, medios y representantes del underground madrileño. Todos ellos celebraban que el rock and roll está vivo, y con Red Apple en los escenarios, tiene asegurada una larga carrera por delante.






Texto: Hugo Ventura
Fotos: Jor Rocket
Pincha en las fotos para verlas en grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario