jueves, 30 de julio de 2015

Hard livin' Rockers: Bonafide + Hard Buds + Sex&Rock 13/05/2015

Tan sólo un año había pasado tras la última y exitosa visita de los suecos Bonafide a nuestro país. En la capital comenzarían su larga andadura por toda la península presentando su último LP Denim Devils, una nueva joya para los amantes del rock duro.

Para caldear el ambiente, pudimos presenciar a los locales Sex & Rock. Una banda con ganas de patearle el culo a los pocos que nos acercamos a verles. Lejos del Hard Rock clásico de las bandas con las que compartirían escenario, los madrileños nos deleitaron con temas de un metal más moderno con toques de rock and roll en castellano.

"Bajo el Cañon de Dios" o "Partimos de Zero" dejaron clara la contundencia de la banda liderada a la perfección por Ángel, quien se dejaba la voz, a la vez que saltaba y nos hacía saltar a los presentes. El vocalista del grupo también fue capaz de cantar con Paul y su guitarra a los hombros. Todo un espectáculo.

Además, los madrileños se atrevieron con una versión de Volbeat, dejando claras sus influencias por el rock más actual. Un concierto muy animado y digno, a cargo de una banda con futuro en el panorama metalero actual. Esperamos oír pronto su nuevo material.


La sala We Rock le daba la bienvenida de nuevo a una de las mejores bandas catalanas que han pasado por su escenario. Hard Buds volvían a dejarse ver por la capital dejándonos de nuevo un gran concierto de Hard Rock y Rock and Roll. Desde el primer riff, los gerundenses, liderados a la perfección por Robert y su actitud macarra, se metieron al público en el bolsillo.

Las pegadizas "Cry Baby Cry" o "Wild Young" nos hicieron agitar la cabeza una y otra vez, dejando patente la calidad del grupo. Otro gran momento de la noche fue cuando Robert le cedió el micrófono a Txus, sorprendiéndonos con su rasgada voz en "Hell bless Rock". Señor conciertazo lleno de actitud el que estaban dando estos chicos duros, que sonaron realmente bien y que podrían resumir su actuación en el himno que da título a su primer trabajo: "Play or Die".

La difícil labor de animar al poco público madrileño, la cumplieron con creces, regalándonos un gran show, que terminó por todo lo alto con un último trallazo: "Fireballs". Una gran bola de fuego llena de Hard Rock que termino explotándonos en la cara y dejándonos con ganas de más. Sobresalientes Robert, Txus, Álex y Mark.

Aún relamiendo las últimas notas de Hard Buds en nuestras orejas, salían al escenario una de las mejores bandas suecas del momento. Con su sonido añejo y guitarrero, Bonafide volvía a Madrid con un nuevo redondo bajo el brazo. Nuestras expectativas eran máximas debido a la calidad de su nuevo trabajo y todos los asistentes, que poco a poco fueron llenando media sala, nos fuimos con la sensación de que las nuevas melodías suenan aún mejor en directo.

Los suecos desgranaron su nuevo Denim Devils desde el principio junto a sus clásicos. El concierto comenzó arrollador con "Doing the Pretty" y su nuevo himno "Hold down the Fort". Un tema que crece poco a poco sobre la desgarradora voz de Pontus Snibb acompañada a la perfección por los épicos coros de sus compañeros. El genial Pontus lleva la mayor parte del peso de la banda en su voz y su SG, sin embargo, estuvo fantásticamente flanqueado por Anders Rosell a la guitarra solista.



La banda pisaba el acelerador a su antojo reventando nuestros pechos con "Dirt Bound" o "Rock N' Roll Skäl" y Niklas Matsson aporreando la batería. El concierto era una auténtica fiesta del Rock and Roll y el público no podía parar de saltar y ayudar a los suecos con los coros. Con el termómetro al borde de la ebullición y los músicos ya descamisados, llegaron nuevos temas a nuestros tímpanos. "50/50" al inconfundible estilo Angus Young y uno de los cortes más bluseros del nuevo disco "Good Stuff". Un toque bluesy que siguió con el ya clásico "Suburb Baby Blues".

Con su nueva balada, "Missing You", bajaron las revoluciones de la sala que rondaba los 2.000 grados centígrados. Esa fue la última canción que pudimos escuchar de su nuevo disco, quedándonos con las ganas de entonar su flamante "Rock'n'Roll Lifestyle" o "One Kiss". No obstante no nos perdimos las constantes poses e inquietantes miradas de Martin Ekelund, ni la gran compenetración entre todos los miembros de la banda, que llevan el Rock por bandera.

Esta gran noche no podía sin acabar sin los temas más esperados por el público madrileño. En primer lugar, la demoledora "Hard livin' Man", en la que Pontus acabó con un solo interminable de guitarra entre el público. Todo un showman que sabe como ganarse a sus fans y darles lo que piden: Actitud y Rock'n'Roll. Una actitud y un Rock'n'Roll que le fueron devueltos a la banda como colofón final con el himno "Fill your Head with Rock". Con la We Rock en silencio, el frontman sueco nos regaló, una vez más, el estribillo de su mejor canción a capella, a lo que la sala correspondió dejándose la voz en los coros. La comunión entre banda y público fue perfecta y el show de Bonafide fue simplemente de 10.


Setlist Bonafide: Doing the Pretty / Hold down the Fort / Dirt Bound / Something's dripping / Down / The Mess / Rock N' Roll Skäl / 50/50 / Good Stuff / No Doubt about it / Suburb Baby Blues / Missing You / Loud Band / Hard livin' Man / Fill your Head with Rock

Crónica y Fotos: Jor Rocket
Pincha en las fotos para verlas en grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario